# # # #

  • INICIO










  •  
    Informe de Prensa
    13 de Abril de 2013  

    Los casi 400 milímetros que cayeron sobre La Plata entre el 2 y 3 de abril pasado pusieron a prueba la capacidad de los platenses de organizarse, ayudarse mutuamente y salir adelante en medio de la desgracia. Fue una inundación sin precedentes, por la cantidad de víctimas –al menos 52 muertos, según las cifras oficiales–, y por la magnitud de la destrucción –la Municipalidad estima que los daños rondan los 40 millones de pesos–, pero también por la movilización solidaria que se generó en todo el país, y que obligó a las autoridades a pedir que la gente dejara de enviar donaciones.

    ¿Cómo se vive una tragedia como esta desde las aulas? La escuela es una caja de resonancia de lo que ocurre afuera: no puede permanecer al margen. Las pérdidas, las angustias, las experiencias de cada chico –y de cada adulto– ingresan al colegio, y obligan a los profesores y directivos a responder. En esta nota, estudiantes y docentes del Colegio Nuestra Señora de Lourdes, de La Plata, cuentan cómo fue para ellos la vuelta a clases después del temporal que dejó a la mitad de la ciudad bajo el agua.

    Algunos alumnos perdieron, además de los muebles y electrodomésticos, sus carpetas. En otras palabras, el temporal les arruinó el esfuerzo y el trabajo de todo el año. Otros se quedaron sin libros ni útiles. Hubo docentes que pasaron la noche rescatando a sus familiares, o tratando de ubicarlos en medio de los problemas de comunicación y los cortes de luz. En los testimonios de esta nota queda claro que, en medio del desastre, el rol de la escuela fue crucial: allí se centralizó la ayuda, se relevó la situación de cada familia, hasta se abrió un hospital móvil para vacunar a la gente. Los profesores abrieron en clase un espacio para la catarsis: los chicos pudieron contar allí lo que habían vivido, compartirlo con sus compañeros y, de esa manera, empezar a dejarlo atrás. En definitiva, situaciones como la que atravesó La Plata ratifican la capacidad de la escuela de articular a la comunidad, y así dar respuesta entre todos a las necesidades de los chicos que aprenden y crecen en sus aulas.

    Fuente: Clarín

     




     
     

    Edu BLOG

    BLOG

    REDES SOCIALES

    © 2005 - 2019 - El Arcón de CLIO - Todos los derechos reservados
    Desarrolado por Meunier.com.ar