15 años comprometidos con la eduación

Los Caudillos Argentinos

Argentina - Los Caudillos Argentinos - San Luis

Zona actual Provincia de San Luis

  • José Felipe Saá
  • Juan Saá

Caudillo de San Luis durante las guerras civiles; hermano del caudillo Juan Saá. Nació en San Luis; hijo de José Saá, de Galicia; se alió a su hermano Juan Saá y a otros unitarios para apoyar al ejército de Lamadrid y Lavalle; luego de la derrota de Lavalle en Famaillá (1841), junto a sus hermanos busc6 refugio entre los ranqueles; emigró a Chile; regresó a la Argentina después de la caída de Rosas; se incorporó al ejército de la Confederación y acompañó a su hermano Juan mientras éste fue gobernador de San Luis (1860- 1861); luchó en Pavón con Urquiza; volvió a Chile. En San Juan, después de la muerte del ex gobernador federal Nazario Benavídez, había tomado el poder el interventor nacional Virasoro, que se mostró como un gobernante excepcionalmente torpe. En noviembre de 1860, Virasoro fue también asesinado, y el gobierno lo ocupó el unitario Antonino Aberastain. El presidente Derqui nombró interventor federal a Juan Saá, acompañado por dos unitario, los coroneles Wenseslao Paunero y Emilio Conesa, que se dedicaron a boicotear la intervención. Saá los expulsó.
Desde la frontera de San Luis, en diciembre, exigió el mando de la provincia y la entrega de los asesinos. Pero Aberastain le negó del derecho de entrar en la provincia, y menos con tropas, mientras formaba apuradamente un pequeño ejército.
Saá entró en la provincia con toda la División Sur y venció a Aberastain en la batalla de Rinconada del Pocito el 11 de enero de 1861 . Aberastain fue llevado prisionero hacia San Juan, pero sus conductores lo acusaron de querer escapar y lo fusilaron. No es seguro que Saá haya ordenado su muerte, pero tampoco es imposible.
El parte de la batalla declaraba que la victoria se había conseguido "a lanza seca", que puede ser interpretado como la mayor parte de su caballería no llegó a utilizar sus lanzas sobre el enemigo, que habría huido; o bien, que se combatió únicamente a lanza. No obstante, sus enemigos acusaron a Saá de haber declarado que Aberastain había sido ejecutado "a lanza seca", lo cual era inexacto, y en base a ello le aplicaron desde entonces el mote de "Lanza Seca".
Regresó a su provincia y, en 1867, junto con el coronel Juan de Dios Videla, organizó una revolución contra el gobierno de Mitre; destituyó al entonces gobernador de San Luis, Justo Daracté y lo reemplazó por Videla; tres días más tarde, las tropas nacionales derrotaron a Saá; su hermano Juan acababa de regresar a la provincia y reinició la lucha; ambos fueron vencidos en San Ignacio y emigraron a Chile; en 1877, José Felipe regresó a San Luis, donde llevó una vida tranquila hasta su muerte.

Perteneció a las filas unitarias y, en tiempos de Rosas, acaudilló las fuerzas de los indios ranqueles que asolaron zonas de Córdoba y San Luis, su provincia natal.
En 1860 fue nombrado gobernador de su provincia y en 1861, en su carácter de interventor nacional en San Juan, ordenó el fusilamiento de Aberastáin y otros prisioneros caídos en el combate de Pocitos. Con el grado de coronel peleó en la batalla de Pavón a las órdenes de Urquiza. Luego se exilió en Chile y en Europa, y finalmente retornó al país en 1867.
Provocó un levantamiento civil, pero fue vencido por Arredondo y debió huir a Chile. Uno de los dos hermanos caudillos de la provincia de San Luis. Nació en San Luis; de joven, se unió al partido unitario y luchó bajo las órdenes del general Paz; luego de la derrota de las tropas unitarias en Quebracho Herrrado el 28 de noviembre de 1840 y de su desbande poco después, huyó con sus hermanos al territorio de los ranqueles, los unió bajo su mando y estuvo a la cabeza de salvajes ataques contra poblaciones fronterizas en San Luis y Córdoba durante seis años; más tarde emigró a Chile; regresó a San Luis después de la caída de Rosas (1852) y se unió al ejército de la Confederación; en 1860, fue nombrado gobernador de San Luis, luego del asesinato del, gobernador interino de San Juan, José Antonio Virasoro.
El presidente Derqui designó a Saá interventor de esa provincia y envió a dos comisionados liberales, el coronel Paunero y el coronel Conesa, como adjuntos para mostrar la imparcialidad del gobierno; Saá expulsó a éstos y se enfrentó con las tropas liberales; derrotó a Aberastain, en la sangrienta batalla de Rinconada del Pocito (11 de enero de 1861); todos los prisioneros fueron ejecutados incluyendo a Aberastain líder liberal de gran reputación Mitre, gobernador de Buenos Aires. Derqui, presidente de la Confederación y Urquiza condenaron en forma unánime la ejecución de Aberastain (de la que Saá pudo haber sido o no directamente responsable); los ánimos estaban exacerbados en todas las provincias; mientras Derqui intentaba reestructurar la situación en San Luis y Córdoba en torno a la figura de Juan Saá, el Congreso de la provincia de Buenos Aires repudió el Pacto de San José de Flores; en la batalla de Pavón (17 de septiembre de 1861) Saá, con el grado de coronel luchó junto a Urquiza.
Luego de que éste fue derrotado, se dirigió a Chile y después a Europa; regresó en 1867 y se puso al mando de la rebelión organizada por las provincias cordirlleranas contra el gobierno de Mitre, mientras este último comandaba las fuerzas aliadas en la guerra del Paraguay; las tropas de Mitre, encabezadas por José Miguel Arredondo, debieron regresar a la Argentina para restablecer el orden y derrotaron a Saá en la batalla de San Ignacio; Saá volvió a Chile, donde murió muchos años más tarde.

Scroll Up