15 años comprometidos con la eduación

Oriente - Leyendas

Oriente - Leyendas
  • El cielo y el infierno
  • El nacimiento de China
  • La leyenda del hilo rojo
  • El huevo cósmico
  • Las bestias de nueve colas
  • Las opiniones de los demás
  • Mulán
  • Una leyenda de amor

En aquel tiempo, dice una antigua leyenda china, un discípulo preguntó al Maestro:
¿Cuál es la diferencia entre el cielo y el infierno? El Maestro le respondió: es muy pequeña, sin embargo tiene grandes consecuencias.
Ven, te mostraré el infierno. Entraron en una habitación donde un grupo de personas estaba sentado alrededor de un gran recipiente con arroz, todos estaban hambrientos y desesperados, cada uno tenía una cuchara tomada fijamente desde su extremo, que llegaba hasta la olla. Pero cada cuchara tenía un mango tan largo que no podían llevársela a la boca. La desesperación y el sufrimiento eran terribles. Ven, dijo el Maestro después de un rato, ahora te mostraré el cielo. Entraron en otra habitación, idéntica a la primera; con la olla de arroz, el grupo de gente, las mismas cucharas largas pero, allí, todos estaban felices y alimentados. No comprendo dijo el discípulo ¿Por qué están tan felices aquí, mientras son desgraciados en la otra habitación si todo es lo mismo?
El Maestro sonrió. Ah... ¿no te has dado cuenta? Como las cucharas tienen los mangos largos, no permitiéndoles llevar la comida a su propia boca, aquí han aprendido a alimentarse unos a otros.

El Emperador Huang-ti Los chinos frecuentemente se describen a sí mismos como los descendientes de Huang-ti (también encontrado como Huang Di), el «Emperador Amarillo», un personaje mitad ficticio, mitad real, al cual se le atribuye la fundación de la nación china hacia el 4000 a. C., aproximadamente.
Historias extravagantes han surgido en torno a su persona y una colección de leyendas escrita en el Periodo de los Estados Combatientes (475-221 a. C.) nos da cuenta de ello. Huang-ti vivió en un maravilloso palacio en las Montañas Kunlun en el oeste, con un celeste guardián en la puerta que tenía la cara de un hombre, el cuerpo de un tigre y nueve colas.
Las Montañas Kunlun estaban llenas de pájaros y animales raros y exóticas flores y plantas, y Huang-ti tenía una mascota, un pájaro que le ayudaba a cuidar su ropa y efectos personales.
Huang-ti se le atribuye la invención de la carreta, el bote y el carro que apuntaba al sur, un carro que tenía un mecanismo guía que hacía que siempre indicase al sur sin importar hacia donde fuese el carro. En otras fuentes también se le atribuye la creación de la humanidad o invención de la escritura o el compás. A Huang-ti también se le atribuye el descubrimiento de las leyes de la astronomía y el diseño del primer calendario utilizado por los chinos. Aparentemente, el estímulo de las iniciativas de personas con talento fue una cosa muy apreciada en aquella época y las menciones sobre Huang-ti, nos indican que éste era uno de los aspectos importantes de este emperador.
El «Emperador Amarillo» se ha convertido en el símbolo de la cultura china y representante de sus talentos. También la mujer de Huang-ti, Lei Zu, realizó su propia contribución a la humanidad, ya que enseñó a la gente la recogida del gusano de seda y la instalación de talleres para la fabricación de telas de seda. Una teoría reciente señala que Huang-ti pudo ser el líder real de una confederación tribal de la cultura neolítica de Yangshao.

La leyenda más antigua dice que el abuelito que vive en la luna sale por la noche buscando personas destinadas para ser parejas, cuando las encuentra, las ata con hilo rojo, así nunca se separan.
Ahora la leyenda se aplica también a personas que desean unirse. Quedan atadas con hilo rojo y ya no habrá manera de separarlas.
Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias. El hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse. Este "hilo rojo", es el que te une a ti con tu hija.
Hilo de iris: Con siete colores se hace una cuerda finita, atar en la muñeca de vuestras pequeñas la noche anterior de la fiesta de "Qing Ming", que es el día 5 de abril. No se quita antes de la primera lluvia de la primavera en curso. Se corta y se tira al agua de lluvia. Dicen que se convierte en dragoncito que aparta todas las enfermedades de vuestras pequeñas.
Hace mucho tiempo, una joven llamada Lili se casó y se fue a vivir con el marido y la suegra. Después de algunos días, no se entendía con ella. Sus personalidades eran muy diferentes y Lili fue irritándose con los hábitos de la suegra, que frecuentemente la criticaba. Los meses pasaron y Lili y su suegra cada vez discutían más y peleaban. De acuerdo con una antigua tradición china, la nuera tiene que cuidar a la suegra y obedecerá en todo.
Lili, no soportando más vivir con la suegra, decidió tomar una decisión y visitar a un amigo de su padre. Después de oírla, Él tomó un paquete de hierbas y le dijo: "No deberás usarlas de una sola vez para liberarte de tu suegra, porque ello causaría sospechas. Deberás darle varias hierbas que irán lentamente envenenando a tu suegra. Cada dos días pondrás un poco de estas hierbas en su comida. Ahora, para tener certeza de que cuando ella muera nadie sospechará de ti, deberás tener mucho cuidado y actuar de manera muy amigable. No discutas, ayúdala a resolver sus problemas. Recuerda tienes que escucharme y seguir todas mis instrucciones".Lili respondió: "Sí, Sr. Huang, haré todo lo que el señor me pida".Lili quedó muy contenta, agradeció al Sr. Huang, y volvió muy apurada para comenzar el proyecto de asesinar a su suegra. Pasaron las semanas y cada dos días, Lili servía una comida especialmente tratada a su suegra. Siempre recordaba lo que el Sr. Huang le había recomendado sobre evitar sospechas, y así controló su temperamento, obedecía a la suegra y la trataba como si fuese su propia madre. Después de seis meses, la casa entera estaba completamente cambiada. Lili había controlado su temperamento y casi nunca la aborrecía.
En esos meses, no había tenido ni una discusión con su suegra, que ahora parecía mucho más amable y más fácil de lidiar con ella. Las actitudes de la suegra también cambiaron y ambas pasaron a tratarse como madre e hija. Un día Lili fue nuevamente en procura del Sr. Huang, para pedirle ayuda y le dijo: "Querido Sr. Huang, por favor ayúdeme a evitar que el veneno mate a mi suegra. Ella se ha transformado en una mujer agradable y la amo como si fuese mi madre. No quiero que ella muera por causa del veneno que le di".
El Sr. Huang sonrió y señaló con la cabeza: "Lili no tienes por qué preocuparte. Tú suegra no ha cambiado, la que cambió fuiste tú. Las hierbas que le di, eran vitaminas para mejorar su salud. El veneno estaba en su mente, en su actitud, pero fue echado fuera y sustituido por el amor que pasaste a darle a ella".En
La China existe un adagio que dice: "La persona que ama a los otros, también será amada". La mayor parte de las veces recibiremos de las otras personas lo que les damos y por eso ten cuidado!!! Acuérdate siempre: "El plantar es opcional, pero la cosecha es obligatoria, por eso ten cuidado con lo que plantas".

Hemos hallado distintas versiones de la misma leyenda, pero todas ellas coinciden básicamente en la presentación de una misma idea: encontramos un mito, que como muchos otros, nos lleva a la forma de caos preexistente, a un Universo original sin definir (el huevo cósmico), donde reside un ser superior (P'an-Ku), de cuya acción y sacrificio procede nuestro Universo (ordenó el mundo y al romperse el huevo, P'an-Ku murió). La primera mención de esta legenda, la encontramos en el libro de Xu Zheng en el Periodo de los Tres Reinos (220-265 d. C.).
En la cultura china este mito está muy arraigado, incluso hay una frase hecha a partir del mismo: «Desde que P'an-Ku creó el cielo y la tierra», para significar desde hace mucho tiempo.
En una de las variantes del mito encontradas, se nos relata que al principio, los cielos y la tierra eran solamente uno y todo era caos. El Universo era como un enorme huevo negro, que llevaba ren su interior a P'an-Ku.
Tras 18.000 años P'an-Ku se despertó de un largo sueño. Se sintió sofocado, por lo cual empuñó un hacha enorme y la empleó para abrir el huevo. La luz, la parte clara, ascendió y formó los cielos, la materia fría y turbia permaneció debajo para formar la tierra. P'an-Ku se quedó en el medio, con su cabeza tocando el cielo y sus pies sobre la tierra. La tierra y el cielo empezaron a crecer a razón de diez pies al día, y P'an-Ku creció con ellos.
Después de otros 18.000 años el cielo era más grande y la tierra más gruesa; P'an-Ku permaneció entre ellos como un pilar gigantesco, impidiendo que volviesen a estar unidos. El relato sigue contando cómo Pan-Ku falleció y distintas partes de su organismo, se transformaron en elementos de nuestro mundo. Su aliento se transformó en el viento y las nubes, su voz se convirtió en el trueno.
De su cuerpo, un ojo se transformó en el sol y el otro en la luna. Su cuerpo y sus miembros, se convirtieron en cinco grandes montañas y de su sangre se formó el agua. Sus venas se convirtieron en caminos de larga extensión y sus músculos en fértiles campos. Las interminables estrellas del cielo aparecieron de su pelo y su barba, y las flores y árboles se formaron a partir de su piel y del fino vello de su cuerpo. Su médula se transformó en jade y en perlas. Su sudor fluyó como la generosa lluvia y el dulce rocío que alimenta a todas las cosas vivas de la tierra.
En otras versiones del mito de P'an-Ku, sus lágrimas fluyeron para convertirse en ríos y el resplandor de sus ojos se transformó en el trueno y el relámpago. Según esta interpretación, cuando P'an-Ku estaba contento brillaba el sol, pero cuando estaba enfadado negras nubes cubrían el cielo.
También la aparición del ser humano, se explica en este mito de P'an-Ku, ya que según algunos relatos, las pulgas y los piojos que P'an-Ku tenía en su cuerpo, se convirtieron en los antecesores de la humanidad.
En otras interpretaciones P'an-Ku es descrito como el gigante chino que nació como un enanito dentro del primitivo huevo cósmico. La parte superior del huevo formó los cielos (Yang) y la parte inferior formó la Tierra. P'an Ku creció diez pies por día y empujó la cáscara del huevo un poco más y un poco más. Entonces, transcurridos 13.000 años (en vez de los 18.000 de las versiones anteriores) P'an-Ku estalló.
Sus ojos se convirtieron en el sol y la luna (en esta parte sí coincide con otros relatos); su cabeza se transformó en las cuatro montañas sagradas (en otras versiones son cinco); su sangre dio lugar a los mares y los ríos; de su pelo se formaron los campos y los árboles; su aliento se transformó en el viento, su sudor en la lluvia y su voz en el trueno. Las pulgas que vivían en su cuerpo eran los antecesores de los seres humanos.
Encontramos una variante de este mito que nos relata que P'an-Ku se formó a partir de los cinco elementos, y que él creó la tierra y el cielo con el cincel y el martillo. La tradición taoísta suele representar a P'an-Ku como un ser primitivo velludo que lleva un gran martillo con el cual rompe la roca primigenia.
Algunos estudiosos consideran que su origen está en el sur de China o en el sureste asiático y hay zonas del sur de China donde el culto a P'an-Ku todavía pervive, levantándose multitud de templos y pabellones en su honor. Entre esos pueblos, donde la leyenda de P'an-Ku está muy extendida, P'an-Ku es representado como un ser con cuerpo de hombre y cabeza de perro y se le conoce con el nombre de rey Pan. En una de esas leyendas, se cuenta que P'an-Ku se casó con una princesa como recompensa por traer la cabeza de l rey Fang al rey Gao Xin, quien había prometido la mano de su hija a quien le trajese la cabeza de su enemigo, y fue P'an-Ku quien realizó tal empresa. Pero la princesa no quería ser vista con aquel ser, con cuerpo de hombre y cabeza de perro, y se mudaron a las lejanas montañas del sur de China. Allí pudieron vivir felices y tuvieron tres niños y una niña.
Como se señala anteriormente, los relatos coinciden en múltiples detalles, pero también contienen datos diferentes, sin embrago en todos ellos apreciamos que es P'an-Ku el creador del Universo y que nuestro mundo existe gracias a su sacrificio. El huevo cósmico donde se formó P'an-Ku es un claro ejemplo de la idea de caos primitivo (el «enorme huevo negro», mencionado en la primera versión expuesta de este mito).
En la leyenda de creación de P'an-Ku también encontramos la idea de la formación de la tierra y el cielo a partir de la separación de la materia original y primitiva. Por otro lado, esta leyenda china recuerda al mito nórdico del gigante Ymir, ya que en ambos casos, la tierra, el cielo y otros elementos de la naturaleza (la lluvia, los árboles...) Surgen como restos corporales de esos seres primitivos.

En el antiguo Japón, de acuerdo a la leyenda, cada dios de los elementos fue sellado dentro de un envase sagrado. Dentro de los 9 bijuu (o bestias), 5 de ellos eran dioses de los elementos: Shukaku (dios del viento), Kyubi (dios del fuego), Isonade (dios del agua), Raijuu (dios del rayo), y Kaku (dios de la tierra).
En la leyenda de las bestias con colas, los 5 dioses de los elementos fueron sellados con instrumentos llamados "Las herramientas del poder"
No todos son conocidos, y su traducción puede no ser precisa, pero todos tienen parecidos: un tipo de contenedor (pirámides, prisión, altar, etc.) Después de investigar por un tiempo, descubrí que las "Las herramientas del poder" vienen de los "Ocho Inmortales" de la mitología china. Dichos dioses transfirieron sus energías individuales dentro de cada un de
"Las herramientas del poder", que es capaz de dar vida o destruir el mal. Juntas, las 8 herramientas son llamadas "Secreto de los 8 Inmortales". Los inmortales son: La Mujer Inmortal He (He Xiangu), El Real Tio Cao (Cao Guojiu), Muleta de Metal Li (Li Tieguai), Lan Caihe, Lü Dongbin,
El Filosofo Han Xiang (Han Xiang Zi), El Viejo Zhang Guo and Zhongli Quan. Continuando con la historia de los envases sagrados, eran envases respectivos dedicados a los bijuu de los elementos, dispersados por todo el territorio del Japón. Siendo el envase del fuego el mas fuerte. Los envases seguían liberando energía espiritual, incluso cuando los bijuu son sellados y duermen. Todo este poder de los 5 envases sagrados fue hacia el 5-colas: Houkou.
Después de que Yamata no Orochi obtuvo la espada legendaria Kusanagi no Tsurugi del clan Kusanagi, derroto a Nekomata y a Hokou. Yamata no Orochi procedió a liberar una tremenda cantidad de poder oscuro para despertar a los 5 bijuu de los elementos, que fueron sellados dentro de los 5 envases, con el propósito de traer caos en el mundo. Al liberar a los bijuus, todos se enfrentaron para ver cual merecía el titulo de "Rey de los Bijuu" y todos acabaron peleando entre ellos, y al final Yamata no Orochi se enfrento con el que merecedor de ese titulo: Kyubi no Youko. Este tiene una infinita cantidad de chakra y por eso, Yamata no Orochi fue derrotado.

Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de su esposa, cuando vio a un hombre chino poniendo un plato de arroz en la tumba vecina. El hombre se dirigió al chino y le pregunto, levemente burlón:

- " Disculpe señor ¿de verdad cree usted que el difunto vendrá a comer el arroz?
- " Si ", respondió el chino, "cuando el suyo venga a oler sus flores .. "

Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener.
Las personas son diferentes, por lo tanto actúan diferente y piensan diferente. No juzgues.... solamente comprende....

Hua Mulan nació durante la Dinastía Norteña Wei (386-534 a.C.). La fecha y lugar precisos de su nacimiento se desconocen. Algunos anales de la provincia de Hennan de la corte de Shangqiu indican que Mulan era oriunda de la ciudad de Qiuhuasong.
Para proteger a su padre de un brutal reclutamiento militar, ella se unió a la armada en su lugar, disfrazada de soldado. Luego de retornar victoriosa de años de guerra, se despojó de sus trajes de soldado y dedicó su vida a servir a sus padres en su casa. Su historia es recordada en el famoso poema Chino “Balada de Mulan”. Hua Mulan es el nombre de una heroína china de la antiguedad que, ante la imposibilidad de que su padre, un oficial ya retirado y viejo, acudiera al llamado de guerra del emperador, se disfrazó de hombre y logró sustituirlo. Sus grandiosas hazañas fueron reconocidas por el emperador y pasó a ser una heroína que inspiró poemas y óperas.
Incluso, hay una película norteamericana inspirada en su historia. El pueblo natal de Hua Mulan se halla a orillas del Río Amarillo.
Zhengzhou,está en la Planicie Central de China. El Río Amarillo pasa al norte de la ciudad. Al lado oeste se levanta la montaña de Songshan. La capital de la dinastía Shang, que rigió los destinos de China hace unos 3500 años, era, precisamente, Zhengzhou.
La civilización que lograron desarrollar los Shang puede compararse con las de Egipto, India y Babilonia. Y justamente en esa zona se encuentra el lugar natal del Huangdi,quien junto con Yandi son considerados como los fundadores de la gran Nación China. Al oeste está el Templo de Shaolin, conocido en todo el mundo por ser una de las escuelas más representativas de las artes marciales chinas.
Impulsada por el amor y devoción a su familia, Mulan toma una decisión que cambiará sus vidas para siempre. Disfrazándose como hombre, secretamente toma el lugar de su padre en el ejército Imperial, que está siendo reunido para enfrentar la amenaza de invasión del malvado líder de los Hun, Shan-Yu. Acompañada por su intrépido dragón lanza llamas aspirantes a guardaespaldas, Mashu, Mulan se entrena para convertirse en una guerrera valiente y disciplinada y al final aprende algunas profundas lecciones acerca del coraje, el honor y el amor.
En contraposición con el vasto y misterioso paisaje de China, la historia de "Mulan" comienza con dos eventos concurrentes y chocantes. En la remota frontera del país, delineada por el imponente Muro de China, el líder rudo de los Hun, Shan-Yu, y su ejército, inician una invasión de China. El amado emperador del país respondió a esta amenaza con la declaración que un hombre de cada familia debe servir en el ejército Imperial y mandó a su ayudante Chi Fu a que diera la orden.
Mientras tanto, en una aldea distante, Mulan la única hija de la familia Fa, se prepara para la fatídica reunión con el Casamentero. La sociedad dictamina que ella debe casarse para poder traer honor a la familia, y Mulan desesperadamente trata de complacer a sus padres. Pero ella es un espíritu libre que no encaja dentro del molde tradicional. Su madre Fa Li y su abuela Fa, le ayudan para preparase y acicalarse para el encuentro, pero las cosas van mal para Mulan, cuando su grillo de la buena suerte, Cri-Kee, se suelta y desencadena una serie de accidentes de mala suerte. El Casamentero no está complacido y deshonra y exilia a Mulan.
De vuelta a casa, Mulan está abatida y es confortada por su comprensivo padre Fa Zhou, quien le dice que la flor más bonita demora en florecer. La conversación es interrumpida por la llegada de Chi Fu, quien ha venido para entregar la declaración del Emperador. Como el único miembro masculino de la familia Fa, el padre de Mulan no duda en aceptar su obligación cuando su nombre es llamado. Mulan trata de intervenir, sabiendo que este reclutamiento significaría en cierta forma la muerte para su padre enfermizo, pero sus protestas no son escuchadas.
Esa noche, Mulan busca profundamente dentro de sí misma y se da cuenta de lo que debe hacer. Ella desafiará la tradición y tomará el lugar de su padre en el ejército. Preparando un audaz disfraz, se corta el pelo, se viste con la armadura de batalla de su padre y valientemente emprende camino oculta en la obscuridad de la noche con su caballo fiel, Khan, para unirse al ejército.
El acto poco convencional de Mulan es suficiente para perturbar el descanso eterno de sus ancestros, grupo vigoroso de espíritus, quienes se despiertan y sostienen una sesión de emergencia en el templo de la familia para discutir la más reciente amenaza al honor de la familia. Mushu, un pequeño dragón, quien adorna un candelabro de incienso, también revive y ve la crisis como su oportunidad dorada para retomar su posición como guardián de la familia. Cuando los ancrestros determinan que Mulan debe ser traída a casa por el poderoso dragón guardian, el egocéntrico confabulador Mushu se separa para juntarse con Mulan y convertirla en una heroína para recuperar su trabajo nuevamente. Cri-Kee lo acompaña para darle suerte.
Cuando Mushu alcanza a Mulan, él la convence de que está lleno de grandes consejos y sabiduría, pero sus chistes y bromas muy pronto le crean problemas con el oficial comandante, Capitán Shang. Ella adopta un nombre masculino y trata con esfuerzo de parecer y sonar como un hombre entre sus compañeros del ejercito. Sin embargo, las cosas no empiezan bien con tres de sus compañeros del ejército, el gigante amable Chien-Po, el impulsivo Yao y el delgaducho instigador Ling. A pesar de que sus primeros días de entrenamiento están repletos de errores, Mulan se resiste a rendirse. Con el tiempo, su propia determinación feroz y su pensamiento agudo la hacen ganarse el respeto de sus compañeros del ejército y de Shang.
Listos para la batalla, las tropas avanzan y se enfrentan con el ejército Hun en el pase cubierto de nieve Tung-Shao. Al ver que sus enemigos los superan en número y enfrentando imposibles probabilidades, Mulan toma un gran riesgo y los salva del peligro con su pensamiento rápido. Pero es herida en el proceso y cuando el médico la atiende su secreto es revelado. A pesar de sus acciones heróicas, Shang es forzado a darle de baja de su catergoría y dejarla atrás.
Mulan enfrenta su hora más obscura, pero cuando descubre que Shan-Yu y varios otros Huns han sobrevivido el ataque y están preparando un asalto a la Ciudad Imperial, maquina un plan para detenerlos.

Se cuenta que allá para el año 250 A.C., en la China antigua, un príncipe de la región norte del país estaba por ser coronado emperador, pero de acuerdo con la ley, él debía casarse. Sabiendo esto, él decidió hacer una competencia entre las muchachas de la corte para ver quién sería digna de su propuesta. Al día siguiente, el príncipe anunció que recibiría en una celebración especial a todas las pretendientes y lanzaría un desafío.
Una anciana que servía en el palacio hacía muchos años, escuchó los comentarios sobre los preparativos. Sintió una leve tristeza porque sabía que su joven hija tenía un sentimiento profundo de amor por el príncipe. Al llegar a la casa y contar los hechos a la joven, se asombró al saber que ella quería ir a la celebración. Sin poder creerlo le preguntó: "¿Hija mía, que vas a hacer allá? Todas las muchachas más bellas y ricas de la corte estarán allí. Sácate esa idea ins ensata de la cabeza. Sé que debes estar sufriendo, pero no hagas que el sufrimiento se vuelva locura" Y la hija respondió: "No, querida madre, no estoy sufriendo y tampoco estoy loca. Yo sé que jamás seré escogida, pero es mi oportunidad de estar por lo menos por algunos momentos cerca del príncipe. Esto me hará feliz" Por la noche la joven llegó al palacio.
Allí estaban todas las muchachas más bellas, con las más bellas ropas, con las más bellas joyas y con las más determinadas intenciones. Entonces, finalmente, el príncipe anunció el desafío: "Daré a cada una de ustedes una semilla. Aquella que me traiga la flor más bella dentro de seis meses será escogida por mí, esposa y futura emperatriz de China"
La propuesta del príncipe seguía las tradiciones de aquel pueblo, que valoraba mucho la especialidad de cultivar algo, sean: costumbres, amistades, relaciones, etc. El tiempo pasó y la dulce joven, como no tenía mucha habilidad en las artes de los jardines ría, cuidaba con mucha paciencia y ternura de su semilla, pues sabía que si la belleza de la flor surgía como su amor, no tendría que preocuparse con el resultado. Pasaron tres meses y nada brotó.
La joven intentó todos los métodos que conocía pero nada había nacido. Día tras día veía más lejos su sueño, pero su amor era más profundo. Por fin, pasaron los seis meses y nada había brotado. Consciente de su esfuerzo y dedicación la muchacha le comunicó a su madre que sin importar las circunstancias ella regresaría al palacio en la fecha y hora acordadas sólo para estar cerca del príncipe por unos momentos. En la hora señalada estaba allí, con su vaso vacío. Todas las otras pretendientes tenían una flor, cada una más bella que la otra, de las más variadas formas y colores. Ella estaba admirada. Nunca había visto una escena tan bella.
Finalmente, llegó el momento esperado y el príncipe observó a cada una de las pretendientes con mucho cuidado y atención. Después de pasar p or todas, una a una, anunció su resultado. Aquella bella joven con su vaso vacío sería su futura esposa. Todos los presentes tuvieron las más inesperadas reacciones. Nadie entendía por qué él había escogido justamente a aquella que no había cultivado nada. Entonces, con calma el príncipe explicó: "Esta fue la única que cultivó la flor que la hizo digna de convertirse en emperatriz: la flor de la honestidad. Todas las semillas que entregué eran estériles”

Scroll Up